Home Food Madrid

lunes, 24 de septiembre de 2012

HARINAOS DE UVA TINTA



Si hay alguna receta en este mundo capaz de anunciar que por fin ha llegado el otoño, para mí no hay duda alguna: esa es la receta de los "harinaos". No, no me he vuelto loco. Ya sé que en Madrid nadie ha escuchado nunca hablar de ellos y que en las pastelerías de la capital el otoño dulce no llega hasta que empiezan a vender los buñuelos de viento. Probablemente tampoco los conozcan en otras zonas de España. Eso no lo sé.


Lo que sé es que el "harinao" es un dulce íntimamente ligado a la vendimia, pues se hace con uvas (al menos este de aquí). Y la vendimia, en Mondéjar, un pueblo de la Alcarria donde tuve la fortuna de crecer, llega siempre tras las fiestas de septiembre. Aunque a alguno les parezca mentira, en la Alcarria también se hace vino aparte de miel.

Esta receta esta hecha con uva tinta, concretamente con la variedad tempranillo, pero también admite relleno de otras frutas. Mucha gente, por ejemplo, los rellena de manzana el resto del año. Se me ocurre también que con arándanos quedarían estupendos y estéticamente serían muy parecidos a estos de uva.

Espero que l@s que no conozcáis esta receta os animéis a probarla.




La receta que explico a continuación es la receta de mi madre.

Ingredientes


- Harina - 1 kilo y cuarto
- Levadura fresca - 50 grs. aprox.
- Aceite de oliva suave - 1 vaso
- Azúcar - 1 vaso
- Leche - 1 vaso
- Anís cocido - 1 vaso
- 3 Huevos
- Rayadura de limón
- Una pizca de sal
- Uvas tintas desgranadas - variedad "tempranillo"




Preparación

Elaboración de la masa:

1. Infusionar una cucharada de anís en grano en agua hirviendo.
2. Mezclar todos los ingredientes secos (harina, levadura, azúcar, sal, rayadura de limón) y le vamos añadiendo los ingredientes húmedos (huevos, leche, aceite y el vaso de anís infusionado). En relación con el anís, se puede optar por colar la infusión o no. Personalmente, yo no lo cuelo para que se noten los granos de anís.
3. Amasar hasta obtener una masa blanda pero compacta.
4. Tapar la masa con un paño limpio y dejar que repose para que fermente, hasta que haya doblado su tamaño.
5. Lavar las uvas y desgranar los racimos. Espolvorear las uvas con harina.



Una vez la masa haya fermentado, se procede a elaborar lo "harinaos":

6. Separar la masa en bolas.
7. Aplastar la masa para formar un círculo, como para hacer empanadillas.
8. Poner una porción de uvas enharinadas sobre la masa y espolvorear con azúcar.
9. Cerrar la empanada. Este proceso es delicado. Hay que intentar que la masa no se nos rompa al cerrarla. Sellar bien el cierre.
10. Colocar sobre una bandeja de horno enharinada o con papel de horno.
11. Untar con huevo batido y espolvorear con azúcar.
12. Hornear con el horno caliente a 180 º C unos 20 minutos o hasta que estén los "harinaos" bien dorados.























20 comentarios:

  1. Me parece una receta genial, tienen que estar riquísimos y con esa uva negra perfectos. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  2. Pues en Oviedo tampoco los he visto nunca, me gusta mucho la receta ya que hay pocas con uvas, te prometo que los haré, bsss

    ResponderEliminar
  3. Jamas la oi, me recuerdan a empanadillas pero de un relleno muyoriginal. Que bien que hayas puesto la receta de tu madre, no tiene precio ^^

    ResponderEliminar
  4. Buenos días!
    No había oído hablar de ellos!
    Pero tienen un aspecto tan bonito y casero que no habrá quien se resista!
    Un beso
    Mercedes

    ResponderEliminar
  5. Tienen una pnta buenísima. La masa se ve suave y además es de esas recetas que valen mucho por su tradición. Gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  6. Hola Cesar, pues tienes razón yo soy madrileña y nunca he oído hablar de este dulce, vivo en Cadiz y tampoco. Pero sabes lo que pienso, que en mas de un sitio me da la sensación de que nos estamos perdiendo una delicia, es que sabiendo lo que lleva la receta y viendo las fotos que lo que apetece es coger uno y dar un mordisco jaja! dan ganas de ponerse manos a la obra, que cosa más buena por favor!. Por cierto el paso a paso muy bueno y felicita a tu madre por esta receta, me encanta!. Gracias y besitos Ana

    ResponderEliminar
  7. Ole esta receta,buenisiiiiisima,para hacerla correctamente no solo hace falta la receta necesitamos las manos de tu madre que se ve por el paso a paso que no es la primera vez que los hace,de todas maneras se intentara,un besazo para ti y otro para tu madre.

    ResponderEliminar
  8. Yo conozco gente de Albares que está cerquita de Mondejar. El postre es de lo mas original Cesar, ya sabes, lo puedes acompañar de limonada si quieres..jja. bss Acaramelada

    ResponderEliminar
  9. Con arándanos es una idea espléndida! me encanta la masa

    ResponderEliminar
  10. César, pues con una maravilla como esa bienvenido sea el otoño. Me encantan las recetas ligadas a las tradiciones de los pueblos y por lo que cuentas esta es una de ellas. Te felicito por la genial entrada. Besicos.

    ResponderEliminar
  11. Espectacular receta, si señor, ademas de tener ese toque de nuestras abuelas, me da la sensación de notar su olor recien salidos del horno! Enhorabuena!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. ¡Que maravilla!, dan ganas de sacarlos de la pantalla, seguro que están riquísimo. Besos, bombón.

    ResponderEliminar
  13. Espléndida receta con mi fruto preferido seguro están deliciosos ,es una tentación,abrazos y abrazos.-

    ResponderEliminar
  14. Me han enamorado al primer golpe de vista y leyendo la receta y su historia, más si cabe...Deben estar buenísimos y también con arándanos o manzana como sugieres, hay que probarlos!!!

    ResponderEliminar
  15. No conocía esta receta, tampoco tu blog, pero me llevo una grata alegría.
    De momento igual me animo con estos dulces tan interesantes.
    besinos

    ResponderEliminar
  16. Me encanta esta receta, además que ahora tenemos época de uvas. Sin duda tenemos que probarla porque tiene una pinta espectacular!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  17. Justo la receta que estaba buscando. Mi abuela era de Mondejar y los hacía riquísimos, murió siendo yo jovencita y no tenía la receta. Los intenté hacer una vez pero no me salieron bien, compré en una panadería en Mondejar un día que fuí a unos encierros...y no, no estaban como los de mi abuela "bubilla".

    Gracias !!!

    ResponderEliminar
  18. Yo conocía a un muchacho de Moratilla de los Meleros que se los hacía su madre, me dejó probarlos y me quedé prendado del sabor y la presencia de la receta. Muchas gracias por la aportación a la red para que todos seamos un poco más cultos, menos brutos como muchos políticos y más humanos, gracias otra vez Cesar. Me encantaban las fiestas de Mondejar cuando era más joven, los encierros, los correpiés y la música en la plaza. Que gran pueblo Mondejar y sus gentes. Un Alcarreño de corazón.

    ResponderEliminar
  19. A mi me dio a probar un compañero de estudios que era de Moratilla de los Meleros, (La Alcarria Guadalajara) entonces tendría 15 años, y el recuerdo no se borró de la mente, por eso lo he buscado en la Web.
    Muchas gracias por la receta, tiene que estar buenísima.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo 13 y yo, seguro que tenemos algo en común. Creo que se llama Parra de apellido el compañero de Moratilla de los Meleros. Ayer hice el harinado de uvas, me salió genial, y tiene un sabor estupendo, pero era la primera vez que lo hacía, y no hice las empanadillas pequeñas, he deducido por las imágenes, que hay que coger porciones de masa del tamaño de un puño. Como las hice grandes, veía que no se hacían bien, que estaban algo crudas, algunas, las tuve un poco más de tiempo y se quemaron un poco por la parte de abajo. Deduje que hay que hacer unas 11 empanadillas con un kilo y cuarto de harina. También, intenté manipularlas antes de que se enfriaran y vi que se partían, hay que dejarlas enfriar lentamente sin tocarlas. La pena es que no os las pueda dar a probar, pero tienen una presencia y un sabor únicos. Bien por la Alcarria. Tengo un huerto con uvas de este tipo y las estoy aprovechando, se conservan muy bien con tapers de cristal con papel de cocina en el fondo, tapados, y en el frigorífico. Espero que os haya servido de ayuda.

    ResponderEliminar