Home Food Madrid

jueves, 13 de diciembre de 2012

POLLO DE CORRAL EN PEPITORIA PARA NAVIDAD Y ALGUNAS CUESTIONES SOBRE LAS FOTOS DEL BLOG


La pepitoria es para mi un plato mágico y, por ello, lo encuentro muy apropiado para la Navidad. Es la expresión de la magia de la cocina. Con unos ingredientes básicos y accesibles, una receta sencilla y algunas dosis de paciencia y cariño, se consigue un plato sublime muy apropiado para estas fechas. La pepitoria consigue transformar una carne en principio poco apreciada y algo dura, si no se guisa bien (la de la gallina), en un manjar digno de una mesa de reyes.


Esta receta es un clásico navideño en casa. Entre otros clásicos castellanos, en las cenas familiares de Navidad no pueden faltar el cordero asado, el marisco (en sus muchas variedades, este es un clásico relativamente moderno), la lombarda (para mí no es Nochebuena si no hay un plato de lombarda en la mesa) y, claro, el pollo o la gallina en pepitoria. Claro que hay muchas otras recetas clásicas, depende de las zonas y las familias ¿Cuáles son vuestros clásicos familiares que no pueden faltar en la mesa de Navidad?


Ingredientes

- 1 Pollo de corral
- 1 Cebolla
- 100 grs de almendras sin tostar
- 2 yemas de huevo cocido
- 1/2 vaso de vino blanco
- Agua
- Aceite
- Sal

Nota: he visto otras recetas que incluyen azafrán o zanahorias. Esta es la receta familiar que hacemos en mi casa y como más nos gusta.






Preparación


1. Tendremos el pollo troceado. Lo salamos y, en aceite caliente, vamos dorando los trozos de pollo por ambos lados, para sellar la carne. Vamos reservando en una cazuela.
2. Machacamos las almendras en un mortero (o usando un robot de cocina). Vertemos sobre el pollo.
3. Freímos la cebolla en cascos. Para ello, cortamos la cebolla a la mitad y separamos cada una de las capas. Las freímos en el aceite teniendo cuidado de que no se nos quemen.
4. En un mortero, machacamos la cebolla frita hasta que quede una especie de papilla. Lo echamos sobre el pollo.
5. Añadimos medio vaso de vino blanco y el resto de agua, hasta cubrir el pollo.
6. Dejamos cocer. Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego a  medio/bajo, y dejamos cocinar hasta que el pollo esté lo suficientemente tierno (la carne debe desprenderse con facilidad del hueso). El tiempo dependerá de la carne. La gallina necesita más tiempo de cocción por ser una carne más dura y fibrosa que la del pollo. Lo ideal  del guiso es hacerlo a fuego reducido, haciendo chup-chup, en una cocción en la que se mezclen bien todos los sabores. De pequeño, recuerdo que mi madre lo hacía en un puchero junto al fuego de la lumbre. Lo dejaba ahí toda una tarde entera, cociendo lentamente al calor de las brasas. Esa es la mejor manera de cocinar este plato.
7. Por último, trituramos las yemas de huevo cocidas y se las añadimos al guiso para que espese el caldo. Dejamos cocer un rato más y corregimos de sal si es necesario.
8. La pepitoria es de esos guisos que mejoran su sabor con el tiempo. Si se hace el día previo, estará mucho más rica que recién hecha.




Aprovecho esta entrada para hablar un poco de la trastienda del blog: de cómo preparo las recetas y las fotos

Las fotos de este pollo en pepitoria son fotos reales. Me explico. No es una receta cocinada para el blog unos días antes de Navidad con objeto de  publicar una receta navideña a tiempo. Son fotos del año pasado, el día 31 de diciembre,en la cena de Nochevieja. Ni siquiera tenía el blog entonces.  Han esperado en el disco del ordenador el tiempo necesario para ser publicadas. Las fotos de la preparación de la receta están hechas el mismo día 31 por la tarde. Las fotos del plato en la mesa no son fotos de ningún escenario navideño montado para el blog. Son fotos reales, de mi plato, de la mesa de Nochevieja, segundos después de haberme servido mi ración, mientras los demás ya están comiendo y yo haciendo unas fotos con las que captar el momento pero con las prisas de quien no quiere que se le enfríe el delicioso pollo.



Por lo general, pocas veces cocino algo específicamente para el blog. Siempre hay excepciones, no lo voy a negar, pero la gran mayoría de las recetas que publico las preparo para ocasiones reales y no soy mucho de montar escenarios. Alguno he montado, si, no lo negaré. Alguno montaré, también. Y cuando monto el escenario yo creo que se nota. De hecho publicaré una receta en breve hecha ex-profeso para el blog. Y no quiero que se me malinterprete. Me encantan esas fotos de bodegones y escenarios perfectamente montados, decorados e iluminados. Admiro la destreza de todos los blogueros que los hacen y me parecen una maravilla. Muchos con una calidad profesional que para sí quisieran muchos profesionales. Soy un ferviente seguidor de estos blogs. APROVECHO DESDE AQUÍ PARA FELICITARLES POR SU TRABAJO Y POR SUS MARAVILLOSOS BLOGS QUE MUCHOS SEGUIMOS CON AUTÉNTICA DEVOCIÓN.

Sin embargo, yo no tengo la paciencia suficiente para hacer puestas en escena ni la destreza para hacerlo igual de bien. Por eso, las fotos que se pueden ver en este blog son fotos de aquí te pillo y aquí te mato. Salvo los filtros que aplico con el Picasa, mis fotos suelen tener muy poco de trampa y cartón. Lo que se ve es lo que hay en la realidad. No suele haber una sábana o un tablero de madera que oculte lo que hay detrás.

Mi propósito al hacer el blog es compartir lo que hago, como lo hago, donde lo hago. El nombre del blog "Home Food Madrid" no es casual. Lo de Madrid es obvio, porque es donde vivo. Lo de Home Food surge porque el blog pretende ser un escaparate de comida hecha en casa, en la mía, en la de mi familia o en la de mis amigos (si se atreven). Por ello, en las fotos intento captar la esencia o el espíritu de esos momentos de cocina y de sentarse a la mesa. No sé si lo consigo, pero lo intento.

- Mientras saco las cosas de la nevera, las pongo en la encimera de la cocina, saco la cámara y ...  fotos al canto.
- Me pongo a cocinar y, cuando me acuerdo, saco la cámara y unas cuántas fotos más para el blog.
- Y cuando el plato va a la mesa, es el momento crítico. No me gusta comerme la comida fría ni me gusta hacer esperar a la gente que me acompaña, así que hago unas cuantas fotos rápidas mientras digo: "Por favor, comed, comed. No me esperéis mientras hago un par de fotos para el blog".

Alguna vez me ha pasado que he hecho fotos del proceso y, a la hora de hacer la foto final, se me olvida y ¡¡¡¡¡¡ me acuerdo cuando ya solo queda la mitad de la comida en el plato!!!!

Tengo una cámara reflex, pero apenas sé usar unas pocas opciones. Lo reconozco. Soy una calamidad. No sé hacer fotos, ni dispongo de la mejor luz ni los suficientes conocimientos técnicos. Pero tengo un truco: hago muchas fotos, que alguna se podrá siempre aprovechar, y utilizo los retoques fotográficos que me gustan para darles un toque distinto. No pretendo hacer unas fotos profesionales, porque no sé hacerlo. Pero intento que sean atractivas y capten el espíritu de mi cocina y de mi mesa.




11 comentarios:

  1. César, te quedó un pollo magnífico, ideal para Nochebuena o cualquier comida estupenda en las que se reúnen familia y amigos. Me gusta además porque es para todos los públicos.
    Las fotos de tu blog me parecen estupendas. Como tú dices, captan la vida real, el momento...Pero no me gustan menos las fotos preparadas con esmero, adaptando el estilismo al plato y buscando un escenario perfecto para intentar que el plato luzca lo mejor posible. Pienso que es parte del trabajo bloguero y hay que respetar al que lo hace de un modo distinto al nuestro ¿ no crees ? No por eso será peor, sino igualmente respetable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mary, estoy totalmente de acuerdo contigo. A mi me encantan las fotos trabajadas con esmero. De hecho, no quiero que se me malinterprete. No critico este tipo de blogs de fotos maravillosas, todo lo contrario. Espero que nadie se confunda con mi comentario. Al revés, soy un admirado seguidor y creo que el trabajo que hacen es de auténticos artistas. Los alabo dejando mis comentarios en sus blogs cuando me es posible y tengo tiempo. Y lo que consiguen con su trabajo (que sé que lleva mucho trabajo detrás) es que los demás podamos imaginar un mundo de cuento que muchas veces es ajeno a nuestras vidas. ¡¡¡¡¡ Conseguir eso, a mi eso me parece algo maravilloso !!!!!!!

      Muy al contrario, lo que yo he querido expresar es cuál es la filosofía de mi blog y sus fotos. Cada uno hacemos las cosas de una manera y me ha parecido un buen momento para comentar cuál es la mía. Nada más. Solo quería dejar claro por qué me alejo de esa tendencia de perfección técnica en lo visual de otros blogs.

      Muchos besos y muchas gracias por tu comentario.


      Eliminar
  2. César, acabo de hacer una publicación y como te prometí he nombrado a " Cocinario" espero quede llegue a bastante gente y que funcione bien el proyecto de tu amiga. Yo todavía no me he registrado, pero en breve lo haré.
    Respecto a lo de las fotografías de los blogs, pienso, que cada uno cuenta con sus recursos, unos mejores y otros menos mejores... Pero la esencia de los blogs no creo que estén en unas fotos espectaculares, por supuesto me encanta ver unas súper fotos, eso es lo primero que entra por el ojo, ya que a través de la pantalla no tenemos olores ni sabores... Pero lo mas importante de todo, es el cariño con el que se hacen las cosas, aunque luego las fotos no estén muy bien hechas, pero se suple con un texto chulo o una receta espectacular.
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  3. Cesar a mi tus fotos me gustan!!! :) jajaja que identificada me siento con lo de hacer fotos de todo el proceso y que se te olvide el final!!

    Buena pinta el pollo (tripas sonando), en mi casa se toma pavo con almendras!!! una receta delicathessen!! (creo q se escribe así...)

    un saludoo

    ResponderEliminar
  4. Pásate por mi blog estoy de sorteo y estoy segura que te va a gustar.

    ResponderEliminar
  5. Querido César, soy igual que tú, aquí te pillo aquí te mato, luego aplico Picasa.. desde hace dos o tres meses, eso sí tengo aburrido al personal,!!!! espera que tengo que hacer la foto!!!, jajajaj y todo el mundo "sin manos", incluso ya me preguntan ¿hiciste la foto?, jajaj empiezo a hacer un poco de "bodegón" claro que si estoy en Tapia, con el mar al fondo!! el tema mejora mogollón. Mi pobre iphone dá pa lo que dá, estoy a gritos pidiendo a los Reyes una Reflex, no pierdo las esperanzas, jejeje..Nunca hice Gallina o Pollo en pepitoria, pero te prometo que lo voy a hacer porque me gusta mucho tu receta y creo que me voy a decantar por Gallina más dura pero uff !qué rica! te contaré, tu paso a paso es magnífico y muy ilustrativo, bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marga,

      Tus bodegones con el mar de fondo tienen un yo que sé, transmiten mucha frescura y a mi me transportan hasta la orilla del mar. Con gallina es como se suele hacer la pepitoria tradicionalmente y está riquísima. Lo que si tienes que hacer es dejarla cociendo lento durante bastante tiempo.

      Besos

      Eliminar
  6. Me encanta este pollo, pero nunca he sabido hacerlo, y solo lo pido en algún restaurante, porque a mis padres y a mi novio tampoco les gusta mucho...

    A mí me gusta servido con arrocito, aunque en Navidad sería demasiado, supongo :P

    Estoy de acuerdo contigo en cuanto a cómo te tomas el blog y las fotos. Yo también babao con esos blogs que pueden prepararlo, que saben hacer una foto con un resultado espectacular, es admirable. Pero cada uno tiene su manera de hacer las cosas, estoy contigo, y no están reñidas! Creo que se ha entendido perfectamente lo que has dicho, nadie lo va a malinterpretar ;)

    En mi caso, ni sé tirar fotos, ni sé usar la cámara, ni tengo paciencia. Yo veo a mi padre y a mi novio que se tiran horas para hacer una simple foto de un río, y pienso: "Yo me hubiera puesto ahí, hubiera enfocado, disparado, y seguido adelante".
    Con los dulces, intento estar más atenta, pero con los principales y demás, no estoy dispuesta a que se enfríe la comida por un par de fotos (encima mal hechas!).

    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Hola Cesar, la verdad que eso de conservar las fotos del año pasado tiene mucho merito, que paciencia y que bien ordenado lo tienes todo.. Gracias por explicarnos tu metodo de hacer las fotos, me parecece bien y que cada uno lo haga a su estilo.. Bueno, y esta receta muy buena para navidad, pues normalmente el pollo le gusta a casi todo el mundo y aciertas bien con tus invitados. Un besote y felices fiestas..!!

    ResponderEliminar
  8. Me encanta el pollo en pepitoria, mi madre lo hace especialmente delicioso y ahora hace tiempo que no lo como. Tus fotos muy chulas, creo que en este tema todo es válido, plato sobre la mesa o plato en un decorado, que todo el mundo lo haga como más le guste!! Un beso

    ResponderEliminar
  9. Las fotos me parecen una maravilla y el plato una delicia, gracias por la receta.

    ResponderEliminar